Jovencitas

BALSEROS: UNA OBRA LATINOAMERICANA QUE TOCA LAS FIBRAS DEL TEATRO EN NY : 1 FOTO Y 1 VIDEO

Las fotografías eran engañosas.

Hombre De–164645

¿Te gustó lo que leíste? ¡Disfrutá del libro entero!

De hecho, tiemblo como la caca. A ver como sigue y todas que se tiran a Carrick despedidas ole. Me enteré al llegar, cuando ya estabas allí. Los nudillos de la madre se aferraban, blancos de la tensión, al brazo de la silla en la que descansaba.

Hombre De–400401

Convencida de que podía ser el definitivo, no quería que Joss hiciera peligrar la relación con Malcolm ofendiendo a su buena amiga. No había ventanas que permitieran ver el despacho desde el pasillo, lo que daba a Caine una total privacidad. Era precioso, con los techos altos y enormes ventanales que daban a la calle arbolada. La niña soltó el aire con una exagerada exhalación y me sonrió con picardía. Cuando se disponía a entrar en el salón y buscar a la maître del restaurante, un hombre la abordó por la espalda. Con un vestido bruno de diseño y zapatos Louboutins de tacón alto, mi bajita amiga parecía ir cachonda. Esperé a que la puerta se cerrara antes de tomar aire y prepararme para tratar con Caine. Por desgracia tuve una crisis durante una sesión para una revista de gran edición. Mi pelo no tenía carencia de malo.

Samantha Young

Yo, uno setenta y algo, y con los tacones adecuados llegaba a metro ochenta. Entre sus objetivos a corto plazo estaba el de dejar de almorzar comida para llevar o preparados para microondas. Tu modo de vestir y esa melena desaliñada no reflejan la imagen de esta compañía. Fue entonces cuando Sam se dio cuenta de que no llevaba corbata. A Caine se le cayó el tenedor en el plato. El tono de su propia berrido a la defensiva y la mirada de compasión en los ojos de Blake le sentaron como un tiro. Antes de que yo llegara si se quedaba sin provisiones se las pedía a Donna, la madama de la limpieza. Me dio un ligero apretón en la mano.

Hombre De–479319

466 467 468 469 470 471 472 473 474

Comentario :

Arriba